Francia

Vista panorámica de Paris

Al pensar en Francia, muchos no pueden evitar concentrar sus imágenes en Paris, su capital. Sin embargo, Francia es mucho más que la “Ciudad de las Luces”. Es el país más extenso de Europa Occidental, con una gran variedad de regiones y tradiciones que hacen de esta nación una extremadamente rica en cultura. Por su parte, posee una historia que se viene escribiendo desde las postrimerías del Imperio Romano hasta el presente, en la que figuran grandes personajes y destacados eventos. Desde Juana de Arco hasta Charles de Gaulle pasando por Napoleón, Marie Curie, Rousseau o Víctor Hugo, por solo mencionar unos pocos, la lista de personajes ilustres de renombre mundial es inmensa. Eventos como la Revolución Francesa, el cual dio un giro total a la manera en que se manejaba el mundo occidental y  marcó un antes y un después en las libertades civiles, evidencian la gran influencia de su historia.

No cabe duda, que Francia es un país muy influyente. Hoy en día dicha influencia se traduce en una gran atracción por conocer de cerca lo que tiene para ofrecer. Así, el turismo ha adquirido una gran importancia para el país y su economía. Bien lo sabían sus gestores hace ya más de cien años atrás cuando decidieron crear una oficina de turismo nacional en el año 1910, siendo pioneros en este tipo de gestión. También las siguientes cifras son prueba del papel protagónico que tiene el turismo en Francia.

    • Francia ocupa el primer lugar en la lista de países que más reciben turistas internacionales con más de 83.7 millones de turista en el 2014.[1]
    • Además, se encuentra entre los países con mayor ingreso por concepto del turismo internacional, ya que en el 2014 obtuvo el cuarto lugar con $55.4 millardos.[2]
    • En 2014, la contribución total de la industria turística al PIB francés sumó $211.9 millardos (8.9% del PIB).[3]
    • En ese mismo año empleó un total de 2,714,000 personas directa e indirectamente (9.9 % del total de empleos).[4]

Cuando se observa el éxito de Francia a nivel turístico se tornan evidentes los siguientes factores:

    • Es el país más grande de la Europa Occidental, lo cual le provee variedad en sus recursos naturales. Cuenta con una amplia costa que cubre tres zonas marítimas definidas (Mediterráneo, Atlántico y Canal de la Mancha). Posee varios sistemas montañosos que a excepción del Macizo Central delimitan parte de sus fronteras (Alpes, Jura y Pirineos). Por su parte, varios ríos importantes como son el Loira, Ródano, Sena y Garona surcan sus tierras.
    • La misma gran extensión territorial le brinda a Francia una gama variada de paisajes y climas. Sus variantes en latitud y altitud le permiten condiciones distintas como las mediterráneas (Languedoc, Rosellón, Provenza o Córcega), oceánicas (Aquitania, Bretaña o Normandía), continentales (Borgoña, Champaña o Lorena) y de alta montaña (Auvernia, Pirineos o Alpes).
    • Una cultura rica que se ha nutrido de una larga historia. Francia ocupa lugares protagónicos desde los tiempos del Imperio Romano pasando por la época medieval, el gótico, el barroco, el Siglo de las Luces, la Revolución Francesa y finalmente la época contemporánea. La arquitectura, el arte, el diseño, la moda, la gastronomía y demás muestras culturales le proporcionan a este país un atractivo especial.
    • Su idioma, el francés, es uno de los más hablados a nivel mundial. En gran parte por el domino colonial que tuvo el país por varios siglos. Por ello, América, África, Asia y las islas del Pacífico comparten lazos tanto culturales como comerciales con la nación francesa. Estos lazos promueven un mayor flujo de visitas al país franco.
    • Tanto en el pasado como actualmente, Francia se coloca entre las primeras grandes economías del mundo. Es un país de innovación y gran desarrollo tecnológico. Asimismo, conserva grandes paisajes agrícolas de gran atractivo turístico en los cuales aun domina el encanto de los métodos de producción tradicionales y los negocios a pequeña escala.

Mapa de Francia

Demanda turística

Hoy día aproximadamente el 60% de los franceses vacacionan fuera de su hogar. No obstante, la mayoría toman sus vacaciones dentro del propio territorio nacional. Muchos, siguiendo la tradición, eligen su destino de vacaciones de verano en la zona sur del país. Sin embargo, esta tendencia ha ido cambiando en la actualidad, sobre todo, por la introducción del euro, las aerolíneas económicas (low cost) y el aumento del tiempo libre.

Turismo interno

El pueblo francés ha pasado por muchos cambios durante el siglo XX. Dos guerras mundiales a sus espaldas, un cambio económico de una sociedad mayormente agraria a una industrial y de servicios, además de un cambio demográfico que evidencia el envejecimiento de su población.

Así las cosas, estos factores han llevado a una jornada laboral de 35 horas semanales que se traduce en mayor tiempo libre y/o de ocio. Francia es uno de los países con mayor número de días por vacaciones (entre 4 y 6 semanas al año). No en balde, el pueblo francés tiene un alto porcentaje de vacaciones domésticas o internas. Sus viajes internos demuestran las siguientes características:

    • Su duración promedio está entre las 3 y 4 semanas, aunque la preeminencia de tomarse el mes de agosto (a la europea) está decreciendo.
    • Los viajes se concentran en los meses de verano (julio y agosto), también hay que mencionar que se llevan a cabo políticas para lograr esparcir la vacaciones a otros meses del año (por ejemplo, feriados, fines de semana largos o invierno) .
    • El medio de transporte más utilizado es el automóvil.
    • El alquiler de alojamientos particulares, las segundas residencias o la visita a familiares y/o amigos son la norma en este tipo de vacaciones internas.
    • La mayoría de las gestiones y la planificación de las vacaciones se hacen de forma independiente.

Turismo emisor

Arco del Triunfo, Paris

26.2 millones de franceses traspasaron sus fronteras para visitar el extranjero en el 2013. La gran mayoría visitan destinos cercanos como España e Italia. No obstante, existen aquellos que viajan a destinos más distantes atraídos, en gran parte, por la afinidad cultural que pueda tener el destino a raíz de su relación histórica con Francia. Destinos como Túnez, Marruecos, Senegal o Canadá figuran entre las posibles opciones. Por otro lado, se destaca cada vez más un crecimiento constante de franceses que visitan los Estados Unidos de América.

Como rasgo general, la mayoría de los franceses realizan los preparativos de sus vacaciones a través de empresas pequeñas o medianas. No obstante, existen grandes empresas como Nouvelles Frontières y Club Mediterranée (esta última fue la empresa pionera en desarrollar el concepto de “all-inclusive” en la industria del turismo).

Resumiendo, los gastos de los franceses en el exterior son menores en comparación con los ingresos del turismo receptor por lo tanto Francia refleja un superávit en su cuenta turística.

Turismo receptor

Francia posee la primera posición del mundo en llegadas de turistas internacionales. En 2014 fue visitada por 83.7 millones de turistas que en su mayoría provinieron del mismo continente europeo (alcanzando el 83% de las llegadas de turistas internacionales). En general, los países que más visitaron al destino francés fueron Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia y Países Bajos; todos localizados en las cercanías del estado francés. El modo de transporte dominante fue el automóvil, y en las razones del viaje sobresalen las vacaciones de ocio. Por su parte, la estadía promedio fue de unos 7 días.[5]

En gran medida estas características responden a las buenas conexiones que posee Francia en su transportación las cuales proveen condiciones óptimas para el acceso de los visitantes (el túnel del Canal de la Mancha, los ferris, los trenes y las carreteras en buen estado). De más está decir que la historia y cultura francesas son grandes imanes para el turismo internacional, pero también destacan las compras, los parques de atracción como Disneyland Paris o las múltiples convenciones que se llevan a cabo principalmente en los centros urbanos (Paris es el primer destino mundial para la celebración de convenciones, conferencias y reuniones de negocios). Igualmente, a estos factores de atracción hay que añadirle la celebración de eventos internacionales de gran calibre.

Así, el superávit que generó el turismo en Francia en 2012 se tradujo a $15.4 millardos, uno de los más grandes en el mundo.[6]

Oferta turística

El turismo en Francia en gran parte consiste de empresas pequeñas y medianas muchas veces gestionadas por familias particulares. Esta realidad hace de la industria turística una fragmentada y difícil de calcular a través de números fijos y finales. Aún así para el 2011 se calcularon unas 273,494 empresas turísticas.[7]

En cuanto a la cantidad de empleos directos generados por el turismo, se estima en 1,132,500 para el 2014 o el 4.1% del total de empleos de la nación.[8]

Transporte

El transporte protagonista del turismo en Francia es el automóvil tanto para el turismo interno como para el turismo receptor. Esto se debe en gran medida a las buenas condiciones de la red de carreteras y autopistas francesa. Las vías de rodaje del país galo se encuentran bien distribuidas y permiten el fácil acceso a las principales ciudades del país.

Igualmente, existen autobuses (autocares) dedicados al transporte de pasajeros de larga distancia que mayormente conectan a las ciudades. Sin embargo, el sistema de trenes es más utilizado para estos fines. Francia posee un sistema ferroviario moderno y muy completo. La compañía estatal que opera los trenes es la Société Nationale des Chemins de Fer Français (SNCF por sus siglas en francés), la cual posee en la práctica un monopolio de la industria de transporte ferroviario. Cuenta con 32,000 km. de líneas férreas de las cuales 1,850 km. son de alta velocidad. Es así como la SNCF pone en circulación una media de 14,000 trenes diarios y conecta prácticamente todas las ciudades del país, siendo Paris el nodo principal de donde se originan la mayoría de los viajes, principalmente los de alta velocidad.

En cuanto al transporte aéreo, Francia es uno de los destinos líderes en Europa ocupando el segundo lugar en el renglón de los aeropuertos más transitados del continente.  El principal aeropuerto de Paris, Charles de Gaulle (CDG), registró durante el 2014 un total de 63.8 millones de pasajeros.  En sus instalaciones operan varias aerolíneas siendo la más destacada Air France, la cual también se le reconoce como una de las más importantes a nivel mundial. Air France enlaza tanto destinos franceses como internacionales, pero actualmente con la desregularización que vive el espacio aéreo europeo por las políticas de la Unión Europea nuevas aerolíneas, sobre todo, de bajo costo se han asentado en el territorio francés. Así la oferta de los aeropuertos internacionales en suelo galo se ha ampliado. Otras ciudades con aeropuertos internacionales además de  Paris (3 aeropuertos internacionales) son: Marsella, Niza, Lyon, Estrasburgo, Nantes, Toulouse, Lille y Burdeos.

También Francia se conecta a través de sus ferris que principalmente operan en el Canal de la Mancha y el Mediterráneo uniendo puntos como Reino Unido, Córcega y el norte de África. Como elemento peculiar, Francia cuenta con el Canal du Midi, un canal interno construido en el siglo XVII bajo el reinado de Luis XIV (hoy día el canal en uso más antiguo de Europa). Éste junto con el Canal lateral del Garona unen la costa atlántica con la mediterránea y hoy en día sirven de gran atractivo turístico.

Alojamiento

Los alojamientos en Francia, aunque distribuidos por todo el país, se concentran en Paris y las zonas de la costa. Estos, diferente a otros lugares, comprenden un gran número de alojamientos particulares que comparten la oferta con los tradicionales hoteles.

Los alojamientos particulares, característicos de vacaciones con estilos independientes tiene una larga tradición en la oferta francesa, principalmente entre los usuarios domésticos. Entre sus modalidades están los campings y alojamientos similares, estilos de vacacionar comunes a los franceses y a los turistas extranjeros. Por tradición son muy utilizados durante las épocas veraniegas, especialmente en las zonas mediterráneas como la Costa Azul (Côte d’Azur). Por su parte, existen otros alojamientos particulares de importancia en la oferta francesa como las tradicionales gîtes o casas rurales. Estas son casas independientes confortablemente amuebladas para el disfrute de sus inquilinos temporeros (turistas). Cabe destacar que sus principales clientes son los propios franceses y los ingleses. Además, estos últimos junto con holandeses y alemanes componen un grupo nutrido de turistas que poseen segundas residencias en Francia, otro alojamiento particular que regularmente se localizan en la zona sur del país ( la zona del mar Mediterráneo).

En cuanto a los hoteles y establecimientos similares, acostumbrados a un servicio más detallado, en Francia estos son utilizados mayormente por el turismo receptor. En contraposición con otros países europeos estos alojamientos suelen ser administrados muchas veces por pequeñas y medianas empresas. En el negocio predominan los hoteles de dos y tres estrellas y su oferta se concentra en zonas como Paris, los Alpes y las Costa Azul. Aun así existen ciertas cadenas dominantes entre las que destaca Accor, grupo hotelero francés con presencia mundial. Algunos ejemplo de hoteles en Francia son los Logis de France (hoteles pequeños o medianos generalmente con restaurante), los auberges (albergues u hostales) o los Relais-Chateaux (castillos convertidos en hotel).

Organización

En Francia la gestión del turismo está bajo el Ministerio de Economía y Finanzas, concretamente dentro de la Dirección General de Competitividad, Industria y Servicios ( DGCIS por sus siglas en francés). Desde 2009, una reestructuración de las leyes relacionadas al turismo dentro del estado Francés creó la organización nacional de turismo Atout France. Es así como desde el estado central (y Atout France) se definen las políticas públicas relacionadas al turismo y se establece la legislación y regulación de una estructura moderna y funcional que permita su desarrollo y promoción. Está última es gestionada a través de la marca Rendez vous en France.

Teniendo a Atout France a la cabeza, la organización complementa sus funciones con tres niveles inferiores de gestión territorial:

    • Regional (13 regiones). Este nivel tiene la potestad de determinar objetivos a medio plazo para el desarrollo del turismo. También cada región cuenta con un Comité Regional de Turismo responsable de su promoción turística.
    • Departamental. Estos se rigen bajo las directrices formuladas regional. También poseen un Comité Departamental de Turismo que vela por establecer aquellas legislaciones estatales disponibles que trabajen a favor del turismo a nivel departamental.
    • Comunal. En este nivel la gestión turística trabaja en la atención a los visitantes; le dan la bienvenida, le brindan información y promueven la oferta turística.

Por su parte, no se debe olvidar la colaboración de la empresa privada en la industria turística. Cabe destacar que el propio estado realiza acercamientos para que se den colaboraciones público-privadas que sean de provecho para el turismo en los diferentes niveles de gestión.

Recursos turísticos

En Francia, contrario a otros países europeos, los recursos y productos turísticos se encuentran bastante repartidos dentro del territorio nacional. Sin embargo, existen notables diferencias entre las diferentes zonas turísticas del país y algunas, definitivamente, se encuentran más desarrolladas que otras.

El territorio francés podría dividirse en seis grandes regiones que a su vez pueden presentar zonas con estilos y características particulares:

    • El norte francés – es una región amplia que limita al norte con las costas del Canal de la Mancha y hacia el sur se extiende hasta la zona metropolitana de Paris, capital nacional. Incluye regiones como Artois y Picardía en el extremo norte que han servido durante siglos como tierras de paso. En ellas se destacan ciudades como Calais o Lille. Otras zonas de relevancia turística son Normandía y Bretaña, regiones atlánticas con estilos muy particulares donde el mar y las influencias inglesas y celtas han marcado su destino. Un punto destacable de la zona es la abadía de Mont Saint Michel en Normandía.
    • París y sus alrededores – esta zona localizada en la región de Isla de Francia está dominada por la ciudad de Paris, centro político y cultural de la nación y destino turístico de fama mundial. Atracciones turísticas como la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, la catedral de Notre Dame o el Museo del Louvre hablan por si solas. Sin embargo, a las afueras de la capital francesa se pueden encontrar atractivos turísticos como el Palacio de Versalles o el parque temático de Disneyland Paris. Mas al sur se encuentra la región denominada Centro, un lugar llano donde surcan las aguas del Loira y abundan los castillos. Como ciudad importante destaca Orleans.
    • El oeste francés – demarcado por el océano Atlántico en todo su litoral occidental, goza de un clima oceánico y de innumerables playas. Se destaca por ser una zona de relevancia gastronómica y de hermosos castillos. Lo componen las tierras de los Países del Loira, Poitou-Charentes y Aquitania. Sus costas se inundan en los veranos con algunos puntos turísticos destacables como Biarritz y Arcachon. Si se pasa a la zona interior se descubren zonas turísticas muy famosas como el Valle del Loira con sus atractivos castillos y palacios tan antiguos como los tiempos del Renacimiento (Chambord o Chenonceau pueden ser dignos ejemplos). Otro atractivo importante son las cuevas de Dordogne en donde existen ejemplos del arte prehistórico y si se prefiere un buen vino entonces se debe hablar de la ciudad de Burdeos y los famosos viñedos que le rodean.
    • El este francés – se extiende desde Champaña hasta el Franco Condado pasando por regiones como la Lorena, Alsacia y Borgoña. Al igual que el norte históricamente ha sido un lugar de paso a través del cual se comerciaba y se movilizaban ejércitos. La región de Champaña es famosa por su vino espumoso y por la ciudad de Reims, considerada la capital religiosa de Francia. La Lorena es una zona industrial que tiene como elemento turístico la ciudad de Nancy. Por su parte, la Alsacia región disputada históricamente entre Francia y Alemania hoy día destaca por su pintorescas villas, sus aires de cultura alemana y la ciudad de Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo. Por último, están la Borgoña y el Franco Condado regiones históricamente ricas con ciudades medievales que ejemplifican antiguos momentos de gloria. Destacan grandes ejemplos del romanesco como las abadías de Citeaux y Cluny, ciudades como Dijon o los vinos de Côte d’Or y Beaujolais.
    • Las montañas francesas – es zona compuesta por tres cadenas montañosas importantes, siendo los Alpes la más destacada tanto a nivel turístico como por su elevación. Estas montañas localizadas en gran parte en la región de Alpes-Ródano poseen una cultura de montaña basada por años en el pastoreo. Hoy día, su economía se mueve hacia el turismo e incluye actividades al aire libre, senderismo, lagos y paisajes montañosos y, en invierno, todos los deportes de alta montaña. Por su parte, la segunda región montañosa más destacada es la cadena de los Pirineos, localizada en la zona sur del país colindante con España.  Estas montañas poseen características similares a los Alpes pues son una cadena montañosa de gran altura. A nivel regional, gran parte de su territorio pertenece a la región de Mediodía-Pirineos aunque partes de la cadena montañosa se extienden al Languedoc y Aquitania. Por último está el Macizo Central, como tercera zona montañosa de gran relieve. Localizada en el centro-sur del país, concretamente en las regiones de Auvernia y Lemosín, es tierra de volcanes extintos. Ejemplo de un turismo más natural y de aventura en donde destacan las formaciones geológicas, las aguas termales, los deportes de naturaleza, el agroturismo y, recientemente, los deportes de invierno. Tal vez, su punto turístico más famoso sea la ciudad de Vichy con sus famosos spas.
    • El sur francés – es una de las regiones más turísticas y famosas de Francia. Se compone principalmente, del Languedoc-Rosellón y de Provenza-Alpes-Costa Azul, dentro de la cual está la famosas Riviera Francesa. Son zonas mayormente visitadas en verano y están delimitadas por el mar Mediterráneo. Sus paisajes coloridos y la luz de sus días son muy apreciadas por los mercados de la Europa del Norte. Tiene entre sus atractivos ciudades de litoral muy famosas como Cannes, Marsella o Niza. También tiene ciudades que destacan por su historia como Aviñón, la cual alguna vez fue sede del papado o Carcassonne, gran ejemplo de una ciudad medieval restaurada. Dentro de esta región también se debe mencionar la isla de Córcega, la cual ofrece impresionantes paisajes del oeste mediterráneo. Allí se diferencian dos grandes regiones: la montaña, cubierta de bosques de pinos, y la costa. En ambos casos se perciben estilos de vida tradicionales que han logrado sobrevivir hasta nuestros tiempos.

[1]UNWTO, Tourism Highlights 2015, p. 6.

[2] Ibid.

[3] WTTC, Travel and Tourism Economic Impact 2015: France, p. 1.

[4]Ibid.

[5]OECD Tourism Trends and Policies, 2014, p. 171.

[6]Ibid.

[7]Ibid., p. 177.

[8] WTTC, op. cit., p. 1

Anuncios

2 Respuestas a “Francia

    • Yelienid tienes toda la razón, durante este verano el gobierno del presidente francés, François Hollande, ha estado legislando una reforma territorial con la intención de reducir costos y agilizar procesos. Actualmente se están implementando las medidas para reducir de 22 a 13 las regiones administrativas en Francia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s